¿De dónde viene la palabra ‘funambulista’?

Se tiene constancia de que el arte circense de caminar sobre una superficie mínima de apoyo ya se practicaba en la antigua Grecia, y fue muy popular entre los romanos, que denominaban a este tipo de acróbatas funambŭlus, de funis, ‘cuerda’, y ambulāre, ‘andar’. De este vocablo latino derivan funámbulo y funambulista, voces sinónimas para designar al que ejecuta semejantes ejercicios de equilibrio, el llamado funambulismo. Asimismo, contamos con el curioso adjetivo funambulesco, que define aquello que es raro o extravagante. Probablemente, por lo espectacular de estas funciones, que pueden llevarse a cabo sobre un alambre o una cuerda flojos –estos dibujan una ligera curvatura– o tensados. Sigue leyendo

Anuncios