¿Cuál es el origen de la palabra ‘granuja’?

«Pillo gandul y haragán que anda a la que salta; descuidero de poca monta, ladronzuelo». Esta es la definición que aporta el erudito Pancracio Celdrán de granuja en su Gran libro de los insultos (2008), que contrasta con la lacónica que ofrece en su diccionario la Real Academia Española: «bribón, pícaro».
En cualquier caso, cuando recurrimos al término granuja para tachar a alguien de sinvergüenza, sin ser conscientes hacemos alusión al grano (del latín granum, ‘semilla’), concretamente a la simiente de la vid. Así es, en la jerga agrícola, la granuja es la uva desgranada, aquella que, durante la vendimia, se ha desprendido del racimo y ha perdido el grano, tal vez por estar en la parte inferior del cesto, donde sufre presiones que la hacen reventar, echándola a perder. El caso es que a mediados del siglo XVII la palabra empezó a aplicarse, por extensión, a la gente socialmente de poca importancia y, más tarde, a la canalla, en particular, chavales que cometen pequeños hurtos o fechorías debido a que deben buscarse la vida antes de lo pensado. •

 

René_Quirós_ilustración.png
lustración de René Quirós para la revista Preguntas & Respuestas de Muy Interesante (n.º 39, 2017), donde publiqué este artículo en la sección «De palabras».
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s