¿Cuál es el origen de los nombres de los estados de EE. UU.?

EE. UU..png

Una de las características de los Estados Unidos es su variada población, resultado de una turbulenta inmigración que sufrió el territorio a partir del siglo XVI: exploradores, colonos, cazatesoros, científicos, misioneros… de todos los rincones del Viejo Continente se aventuraron a buscar suerte en el Nuevo Mundo, habitado por una gran diversidad de tribus nativas. Como podrás comprobar a continuación, esta amalgama de culturas quedó reflejada en los nombres de los cincuenta estados del país norteamericano.

Casi la mitad de los topónimos provienen de términos indios. El siguiente grupo numeroso lo conforman los nombres de origen inglés, dedicados en parte a rendir tributo a monarcas o a personalidades del Viejo Mundo. También ocupan su pequeño espacio los términos procedentes del español o del francés. Con todo, algunas de las etimologías siguen sin estar claras o se discuten.

 

Alabama. El vocablo alabama proviene del nombre de una tribu nativa que habitó el territorio. Estos se autodenominaban albaamo (en plural, albaamaha), que en lengua choctaw significa ‘cortador de plantas’ o ‘limpiador de maleza’.

Alaska. Topónimo usado por primera vez por los exploradores rusos a finales del siglo XVIII: halla su origen en la palabra aleutiana alaxsxaq, ‘el objeto hacia el que es dirigida la acción del mar’.

Arizona. Suele escucharse que este topónimo nace de la contracción de las voces castellanas árida zona, pero se trata de una etimología popular. Entre las hipótesis que se barajan, se discute si proviene del español arizonac, adaptación de la lengua o’odham ali-shonak, ‘lugar de breves primaveras’ ; o del vasco aritz ona, ‘roble bueno’. Esta última es la que por ahora cuenta con más adeptos.

Arkansas. De este modo denominaron los exploradores franceses en el siglo XVII a los nativos del lugar, que entre ellos se hacían llamar quapaw. El término siux akansa lo aprendieron los galos de los indios algonquinos, que era como designaban a dicha tribu.

California. Así llamaron a este territorio los exploradores españoles del Nuevo Mundo, pues estos creyeron encontrarse no en tierra firme, sino en una isla, que identificaron con el lugar imaginario e idílico que el escritor español Garci Rodríguez de Montalvo describió en su popular novela de caballerías Las sergas de Esplandián (1508): “Sabed que a la diestra mano de las Indias existe una isla llamada California muy cerca de un costado del Paraíso Terrenal; y estaba poblada por mujeres negras, sin que existiera allí un hombre, pues vivían a la manera de las amazonas…”.

Carolina del Norte y Carolina del Sur. El territorio, que se dividió en 1710, fue bautizado de este modo en 1629 en honor del rey Carlos I de Inglaterra.

Colorado. El estado debe su nombre al río Colorado, que los colonizadores españoles bautizaron de este modo por el lodo rojizo que sus aguas acarreaban de las montañas.

Connecticut. Encuentra su origen en el río homónimo, cuyo nombre, adoptado por los británicos en 1644 para rebautizar su colonia conocida como River Colony (Colonia del Río), se cree que proviene del mohicano quinnitukqut, ‘junto al largo río de marea’.

Dakota del Norte y Dakota del Sur. El Territorio de Dakota, que fue una región organizada por los Estados Unidos y que englobaba gran parte de los actuales Montana y Wyoming, así como todos los territorios de Dakota del Norte y Dakota del Sur y una pequeña porción de Nebraska, existió desde 1861 hasta 1889, año en que Dakota del Norte y Dakota del Sur se convirtieron en nuevos estados. Su nombre proviene de la etnia amerindia homónima, en cuya lengua dakhóta significa ‘amigo’ o ‘aliado’.

Delaware. Lleva el nombre del río Delaware, denominado así en 1664 en honor de Thomas West, tercer barón de De La Warr, que gobernó Virginia entre 1610 y 1618.

Florida. Proviene del español y hace alusión a la Pascua Florida o de Flores, pues esta península fue descubierta en el Domingo de Resurrección de 1513 por la expedición de Juan Ponce de León. Este la bautizó como la Tierra de la Pascua Florida.

Georgia. En 1732 fue llamada así la colonia británica allí establecida para homenajear al entonces monarca Jorge II de Gran Bretaña (George II, en inglés).

Hawái. Del inglés Hawaii, este estado toma su nombre de la isla más grande del archipiélago y halla su origen en la voz hawaiana hawai’i, que a su vez deriva del protopolinesio hawaiki, ‘lugar de los dioses’, en alusión a los grandes volcanes Mauna Kea y Mauna Loa. No obstante, otra tesis sostiene que hawai’i se refiere a Hawaiʻiloa, héroe del folclore hawaiano del que se cuenta que descubrió las islas y fundó el primer asentamiento humano.

Idaho. El origen de este topónimo no está claro. Por un lado, se cuenta que es un término que el influyente empresario George M. Willing acuñó en 1860 a partir del shoshoni ee-dah-how, que significa ‘joya de las montañas’. Por otro lado, se apunta que Idaho podría provenir del apache kiowa idaahe, ‘enemigo’, que era como los apaches llamaban a los comanches.

Illinois. Proviene del nombre de una confederación de tribus algonquinas que se hacían llamar inoca, ‘el que habla de forma vulgar’. En boca de los exploradores franceses el término se transformó en ilinwe, que luego adoptó las formas illiniwek, illini e illinois, empleadas en la actualidad para designar a dichos nativos, con predominio de esta última.

Indiana. Este topónimo, que viene a significar ‘tierra de los indios’, fue acuñado por los colonos franceses a mediados del siglo XVIII para designar la región situada al norte del río Ohio. En 1816, esta fue admitida como 19.º estado estadounidense.

Iowa. Procede de la tribu amerindia siouan del mismo nombre, cuyo origen, aún discutido, podría hallarse en la voz dakota ayuxba, ‘los adormilados’.

Kansas. Lleva el nombre del río homónimo que atraviesa la región. Aquel encuentra su origen en la voz siux kansa, con la que los franceses denominaron a la tribu amerindia que vivió allí hasta el siglo XVIII; y cuyo significado está relacionado con la idea del viento.

Kentucky. Originalmente se refería al río Kentucky, nombre cuya etimología no está clara. Se cree que podría derivar del iroqués o del shawnee, cuya traducción sería ‘prado’ o ‘pradera’.

Luisiana. De esta forma ha sido castellanizado el topónimo inglés Louisiana, que fue como bautizó este territorio en 1682 el explorador galo René Robert Cavelier de La Salle. Con este gesto quiso rendir homenaje a Luis XIV, rey de Francia entre 1643 y 1715.

Maine. De origen incierto, se discute si el nombre de este estado proviene de la provincia francesa homónima, si se trata de un acortamiento de la voz inglesa mainland, ‘tierra firme’, o si resulta del pueblo de Broadmayne (Inglaterra), lugar de origen de sir Ferdinando Gorges, fundador de la colonia Provincia de Maine en 1622.

Maryland. Literalmente ‘tierra de María’, toma su nombre de Enriqueta María de Francia (1609-1669), esposa del rey Carlos I de Inglaterra.

Massachusetts. Es el plural del término algonquino massachusett, ‘en la gran colina’, que designaba a un pueblo nativo que vivía en las llamadas Blue Hills (Colinas Azules) y que dio nombre a la colonia de la Bahía de Massachusetts, de origen británico, asentada en el lugar en el siglo XVII.

Míchigan. Toma su nombre del lago Míchigan, cuya denominación es una adaptación al francés del término ojibwe meshi-gami, ‘gran lago’.

Minnesota. Fue adoptado del nombre del río homónimo hacia 1849 para denominar el estado, que sería admitido como tal nueve años después. Minnesota deriva del dakota mnisota, literalmente, ‘agua turbia’.

Misisipi. Topónimo español de Mississippi, toma su nombre del río homónimo, que hunde sus raíces en el idioma ojibwe y significa ‘gran río’ o, según otras fuentes, ‘padre de las aguas’.

Misuri. Adaptación al español del topónimo inglés Missouri, este procede del nombre de un grupo de pueblos nativos conocidos como missouria, voz de origen algonquiano que significa ‘el pueblo de las canoas de madera’.

Montana. Deriva de la palabra castellana montaña, que fue propuesta como nombre del estado por el congresista de Ohio James Mitchell Ashley en 1864, en alusión al tramo de la cordillera de las Rocosas que recorre el territorio por el oeste.

Nebraska. Este topónimo deriva del nombre nativo para el río Platte que deriva, o bien del omaha ni braska, o bien del otoe-missouria ni brathge, términos ambos que significan ‘aguas planas’. Por cierto, el nombre actual de dicho río procede del francés rivière platte, ‘río plano’.

Nevada. Debe su nombre a la cercana cordillera, situada en su límite occidental, que fue bautizada en 1776 como Sierra Nevada, en honor a las montañas homónimas de la península ibérica, por el misionero franciscano español Pedro Font cuando la ubicó por primera vez en un mapa que trazó.

Nueva Jersey. Fue bautizado New Jersey, en inglés, en el año 1664 por uno de sus cofundadores, sir George Carteret, en referencia a su lugar de origen, Jersey, isla del canal de la Mancha.

Nueva York. A inicios del siglo XVII comerciantes neerlandeses establecieron en la región, habitada originalmente por indios lenapes, un asentamiento que denominaron Nueva Ámsterdam. En 1664, los británicos conquistaron la ciudad y la rebautizaron con el nombre de Nueva York en honor al duque de York y Albany, el futuro Jacobo II de Inglaterra y VII de Escocia (1685-1688).

Nuevo Hampshire. Es el nombre que escogió el navegante británico John Mason (1586-1635) para su colonia (New Hampshire, en inglés) que fundó allí hacia 1623, en honor del condado de Hampshire, situado en la costa sur de Inglaterra.

Nuevo México. Fue llamado así por los conquistadores españoles que reconocieron el territorio a mediados del XVI porque creyeron haber dado con culturas nativas similares a las de los aztecas o mexicas (voz esta del náhuatl mēxihco, cuyo significado se desconoce), fundadores de México-Tenochtitlan, ciudad que más tarde daría nombre al Estado de México.

Ohio. Decimoséptimo estado a partir de 1803, fue nombrado de este modo en honor del río Ohio, cuya etimología se halla en la voz iroquesa ohi-yo, que significa ‘gran arroyo’.

Oklahoma. Este término, procedente del idioma choctaw, a partir de okla, ‘nación, tribu, pueblo’, y homm, ‘rojo’, esto es, ‘pueblo rojo’, fue propuesto para denominar el territorio por el nativo Allen Wright, jefe de la Nación Choctaw de Oklahoma de 1866 a 1870.

Oregón. El territorio fue bautizado en 1848 con este nombre, de origen incierto. Una hipótesis sostiene que proviene de la palabra francesa ouragan, ‘huracán’, con la que los galos se referirían al río más largo de la región noroeste de Norteamérica, hoy llamado Columbia, donde los fuertes vientos chinook se hacen notar en su curso más bajo. Otra versión afirma que Oregón deriva del castellano orejón, nombre que los españoles, los primeros europeos en explorar aquella tierra, dieron a varias de las tribus allí establecidas.

Pensilvania. Del inglés Pennsylvania, el nombre de este estado, formado a partir del apellido Penn y la voz latina silvanus, significa literalmente ‘bosques de Penn’. Este territorio de frondosa vegetación fue denominado de este modo para honrar al almirante británico William Penn (1621-1670), quien había prestado una cuantiosa suma al rey Carlos II de Inglaterra y este se la devolvió en forma de tierra a su hijo, William Penn júnior.

Rhode Island. La hipótesis más defendida es que el topónimo, proveniente del neerlandés antiguo roodt Eylandt, ‘isla roja’, fue dado hacia 1614 por el científico holandés Adriaen Block en alusión al color de los acantilados de esta región. Posteriormente, el término sería alterado por los colonos británicos por influencia de la isla griega de Rodas (en inglés, Rhodes).

Tennesse. Tanasi, de donde proviene este topónimo, fue originalmente el nombre de un poblado cheroqui situado a orillas del Pequeño Río Tennesse, en el actual condado de Monroe. El significado de esta palabra se desconoce.

Texas. Hunde sus raíces en el vocablo caddo taysha, ‘amigos’ o ‘aliados’, que era como los colonizadores españoles llamaron a la tribu que habitaba aquellas tierras. El término adoptó la forma castellana teja, con su consiguiente plural tejas, del cual procede el actual nombre de Texas.

Utah. Proviene de yuta, castellanización de la voz apache yudah, ‘alto’, que era el nombre de los indígenas utoaztecas que habitaban en la Gran Cuenca, conocidos hoy como utes.

Vermont. Aunque no está claro su origen, algunas fuentes coinciden en afirmar que proviene de las palabras francesas vert y mont, esto es, ‘monte o montaña verde’, nombre supuestamente propuesto en 1777 por Thomas Young, miembro del Comité de Correspondencia de Boston y participante del Motín del Té que tuvo lugar en esta ciudad cuatro años antes.

Virginia. Llamado así para rendir homenaje a la reina Isabel I de Inglaterra, quien, al no haber contraído nunca matrimonio, era conocida popularmente como la Reina Virgen.

Virginia Occidental. Este territorio se separó del estado de Virginia durante la guerra de Secesión, en 1863.

Washington. Se convirtió en el 42.º estado en 1889 bajo este nombre, que rinde homenaje a George Washington, primer presidente de los Estados Unidos en 1789.

Wisconsin. Admitido como estado en el año 1848, toma su nombre del río homónimo, bautizado así por los grupos indios algonquinos que habitaban la región. El término fue adoptado por los exploradores franceses. Se especula que podría proceder del miami-illinois meskonsing, ‘se encuentra rojo’, en referencia al color de la sedimentación del río; o del ojibwe miskwasiniing, ‘lugar de piedra roja’.

Wyoming. El nombre procede del monsee (lengua algonquina) chwewamink, que significa ‘en la gran llanura del río’, y fue tomado de Gertrudis de Wyoming (1809), poema ambientado en las guerras indias, del escritor escocés Thomas Campbell.

 


Nota: este artículo lo publiqué en la sección «De palabras» de la revista Preguntas & Respuestas de Muy Interesante, n.º 36 (2016). Ilustración de Carlos Aguilera.

De palabras1.png

De palabras2.png

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s